Sistemas de purificación de aire: solución eficaz frente al COVID-19

Sistemas de purificación de aire: solución eficaz frente al COVID-19

En un contexto como el actual, los sistemas de purificación de aire se confirman como una solución eficaz para prevenir contagios en el interior de edificios, generando seguridad y confianza en entornos laborales.

Los sistemas SIHEPA (sistema integrado HEPA de eliminación de partículas, microorganismos y gases), más conocidos como sistemas de purificación de aire son, a día de hoy, una de las opciones más eficaces que nos ofrece el mercado para mejorar la calidad de aire en interiores de edificios.

Esto se debe a su excelente capacidad de filtrado permite purificar el ambiente y prevenir de esta manera la propagación de patógenos como la COVID-19.

Y es que filtración y purificación de aire, junto con la ventilación son ahora mismo factores clave en la prevención de la propagación de patógenos a través de los aerosoles y las gotículas que se producen al hablar.

Así se contagia el coronavirus en interiores

Es un hecho, las autoridades sanitarias ya reconocen oficialmente tres modos de contagio del coronavirus:

  1.  A través de las pequeñas gotas que los contagiados expulsan al hablar o toser y que acaban en los ojos, boca o nariz de otra persona.
  2.  A través del contacto con superficies contaminadas, aunque este caso es el menos probable
  3.  Y finalmente y tras mucha controversia, a través de aerosoles, emitidos al respirar, hablar, gritar, cantar… y que en interiores sin ventilación o purificación del aire, quedan en suspensión y se condensan a medida que pasa el tiempo

Y decimos finalmente, porque al comienzo de la pandemia se pensaba que la principal forma de contagio era a través de las gotas que expulsamos al toser o estornudar y por contacto con superficies, obviando el contagio por aerosoles, aunque muchos expertos ya lo habían advertido.

Sin embargo, las evidencias han sido tan plausibles, que hablar,  gritar o cantar en un espacio interior cerrado, mal ventilado y por mucho tiempo supone un elevado riesgo de contagio.

De hecho de pasar de estar en silencio a hablar en voz muy alta o cantar,  se pueden emitir hasta 50 veces más partículas cargadas de virus, que además también liberamos con mascarillas mal ajustadas, siendo contagiosas a cinco metros de un enfermo.

Usando todo el mundo mascarillas bien ajustadas el riesgo de contagio ya se reduce a la mitad y si a esto le sumamos una buena ventilación se minimiza.

¿Y como sabemos si la ventilación está siendo la adecuada? Ma mejor forma de medir el grado de ventilación en un interior es utilizar medidores de la concentración de CO2.

Si la concentración de CO2 supera las 800 partes por millón (ppm) deberíamos incrementar la renovación del aire.

Ventajas de los sistemas de purificación de aire

Ahora bien, debemos de tener en cuenta que la ventilación continua no siempre es posible, por ejemplo ahora que estamos en pleno invierno y con temperaturas bajo cero y aquí es donde entran en juego los sistemas SIHEPA.

Los sistemas SIHEPA son una de las mejores opciones que nos ofrece el mercado para mejorar la calidad de aire en interiores y prevenir, de esta forma, posibles contagios por patógenos como el coronavirus.

Y esto se debe a que realizan el filtrado del aire a lo largo de cuatro etapas bien diferenciadas para una mayor eficacia:

  • En la primera etapa el sistema SIHEPA ofrece una primera barrera gracias a un prefiltro F7 con tratamiento antimicrobiano.
  • En la segunda etapa se produce un proceso fotocatalítico a través de monolito de carbón activado cerámico impregnado de TiO2, con una capacidad germicida muy eficiente.
  • En la tercera etapa se produce una irradiación por luz ultravioleta germicida UVGI, la cual es capaz de penetrar en los microbios destruyendo su ADN y ARN y reduciendo así en un 99% la dispersión de partículas infecciosas.
  • En la cuarta y última etapa, el aire ha de pasar por un filtro HEPA 13 con tratamiento antimicrobiano que es capaz de eliminar el 99,95% de las partículas suspendidas en el aire, incluso las de un tamaño de 0,3 micras.

Con un rango de caudales que oscila entre 1200m3/h y 2200 m3/h ya no sólo son purificadores de altísima eficacia, sino que también son aprovechables como sistemas de ventilación y de control.

Además ya no hay que pensar solo en el contexto actual de la COVID-19, sino yendo más allá,  los sistemas SIHEPA son también recomendables para toda aquella empresa, centro educativo, institución, etc. como una inversión en salud, seguridad y productividad.

¿Quieres saber más sobre los sistemas de purificación? ¿Estás pensado en instalarlos en tu empresa o negocio? Desde INGERNOVA de asesoramos, contacta con nosotros.