Los contadores inteligentes: control del consumo y eficiencia energética en los hogares

Los contadores inteligentes: control del consumo y eficiencia energética en los hogares

  • El 31 de diciembre de 2018, todos los hogares deberán disponer de un contador de luz inteligente, que permitirá consultar el consumo en cualquier momento.

  • Los contadores inteligentes recogen todos los datos energéticos de la vivienda, que se envían a los sistemas de información de la compañía. Su instalación es sencilla y rápida y de ella se encarga la distribuidora.

En 2019, todos los hogares españoles deberán disponer de los nuevos contadores de luz inteligentes integrados en el sistema de telegestión, un avance que permitirá una importante mejora en el servicio de suministro eléctrico y una gestión más eficiente de los consumos por parte de los usuarios.

Desde hace unos años y de forma paulatina, los tradicionales contadores están siendo sustituidos por  estos dispositivos, que recogen con exactitud el consumo de cada hogar y envían todos los  datos automáticamente a los sistemas de información de las compañías eléctricas.

Gracias a ellos, los usuarios son capaces de conocer el consumo exacto cada hora y adaptarlo a sus diferentes necesidades. Los contadores inteligentes están pensados para las actuales demandas, proporcionando un suministro más eficaz, seguro y sostenible y dando un auténtico protagonismo a los usuarios, que hasta ahora desempeñaban un papel meramente pasivo.

Las redes inteligentes son capaces de integrar las decisiones que adoptan todos los usuarios del sistema gracias a que los flujos de energía van acompañados de flujos de información y productores, distribuidores, comercializadores y consumidores están conectados permanentemente, dotando a la estructura de la máxima eficacia.

Entre las múltiples ventajas, es evidente que el carácter bidireccional del sistema permite mantener un control continuo de la demanda y de las incidencias en la red y de esta forma prevenir eventuales problemas, reducir pérdidas y minimizar el daño al medio ambiente.

El contador, clave en el hogar

En los hogares, el elemento esencial es el contador inteligente, que recoge todos los datos energéticos de la vivienda, que son enviados a los sistemas de información de la compañía.  Se hace a través del propio cable eléctrico con tecnología PLC hasta un concentrador situado en el centro de transformación.

Los nuevos contadores interactúan con las principales fuentes de consumo del hogar -electrodomésticos e iluminación- con el fin de dar al usuario las máximas ventajas. También las compañías distribuidoras encuentran múltiples ventajas, ya que son posibles importantes mejoras en el servicio y realizar diferentes gestiones a distancia -altas, bajas y reconexiones, entre otras-.

El cambio de contador

Las distribuidoras eléctricas tienen la obligación de sustituir los actuales contadores  por equipos inteligentes en el caso de los usuarios con una potencia igual, o menor, a 15 kW.  El 31 de diciembre de 2018 todos los clientes domésticos deben tener un contador integrado en el sistema de telegestión de su distribuidora.

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a finales de 2015 el 57% de los hogares españoles ya contaba con un contador inteligente.

Unión Fenosa Distribución, filial de Gas Natural Fenosa, es una de las firmas líderes en el despliegue de contadores inteligentes. La compañía ha superado ya los 2,7 millones de contadores inteligentes instalados e integrados en el sistema de telegestión. Los equipos de telemedida recogen diariamente más de 200 millones de registros de medida horaria de los clientes de las redes de Unión Fenosa Distribución.

El reemplazo resulta sencillo. Las distribuidoras se ponen en contacto con sus clientes a través de una carta en la que se indica que se va a proceder a la sustitución del antiguo contador. Los consumidores pueden optar entre instalar un contador de su propiedad o alquilar el equipo de la distribuidora. En este caso, la compañía se encarga de desplazarse al domicilio, retirar el antiguo e instalar el nuevo.

El proceso de instalación es muy corto -durante ese tiempo se interrumpirá el suministro- y tras ello, el nuevo contador empezará a funcionar de forma automática.

Fuente: 
lainformacion.com (ver noticia)