Nueva etiqueta energética de electrodomésticos

Nueva etiqueta energética de electrodomésticos

La etiqueta energética de electrodomésticos volverá a cambiar, pero esta vez a mejor, a partir de finales de 2019. Nos olvidaremos del A+++, A++, A+ y la escala valorará el aparato de la A a la G. Con este cambio de etiquetado se espera que la información sea más clara y comprensible para el consumidor.

El Parlamento Europeo ha aprobado la simplificación de la etiqueta energética de los electrodomésticos, volviendo a la escala inicial de la A a la G.

Sin embargo, no será hasta finales de 2019 cuando se introduzca esta escala única que reemplazará de manera progresiva a la actual clasificación, que llega hasta A+++.

Además, la nueva normativa prevé la creación de un registro de productos a partir de enero de 2019, con el fin de facilitar el trabajo a las autoridades de supervisión de los Estados miembros y garantizar que los cálculos de eficiencia energética se corresponden con los declarados por los fabricantes.

Compras más eficientes

Con este cambio de etiquetado se espera que la información sea más clara y comprensible para el consumidor, ya que se había comprobado que con las etiquetas A +, A ++ y A +++, la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes era inferior a la que había con la escala de A a G; puesto que los consumidores estaban menos motivados a optar por los aparatos de “primera clase” sin un mensaje claro de "compra A".

Las primeras etiquetas revisadas llegarán al mercado a finales de 2019 y seguirá el ritmo de las mejoras tecnológicas en eficiencia energética, siendo además revisada cuando el 30% de los productos en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o cuando el 50% esté en las franjas A y B, con objeto de asegurar su utilidad. La norma también establece que el fabricante deberá informaren caso de modificación de la clasificación de productos ya vendidos.

Más claro, por favor

Desde OCU ya insistimos en su momento junto con otras organizaciones como BEUC, la organización de consumidores europea y ANEC, la voz de los consumidores en la normalización europea, sobre la necesidad de simplificar la etiqueta energética de los electrodomésticos, y solicitamos la vuelta a la escala inicial de la A a la G. Una vez que el Parlamento Europeo ha aprobado dicha ley consideramos que los consumidores ganarán en información con esta mejora.

Fuente: 
ocu.org (ver noticia)