La factura de la luz y del gas, ese quebradero

La factura de la luz y del gas, ese quebradero

Al 88% de los castellanos y leoneses les preocupa que su gasto energético siga aumentando

Las evidencias resultan más que elocuentes: el precio de la luz en España ha subido en los últimos años el doble que la media de la Unión Europea.
Así que la preocupación por el incremento de la factura de la luz, y la del gas (aunque en menor medida), crece sin parar. Casi nueve de cada diez consumidores de Castilla y León expresan abiertamente esa precupación.
Y como consecuencia, también aumentan los consumidores que comparan tarifas y deciden cambiar de compañía suministradora.

El comparador Rastreator.com (www.rastreator.com) ha realizado un análisis sobre cuánto puede ahorrar un usuario en su factura energética al comparar precios y cambiar de proveedor. El estudio analiza también las principales percepciones de los consumidores de Castilla y León ante el aumento del gasto en energía.

El informe señala que con una potencia normal contratada (3,45 KW) y un consumo medio anual de 3.850 KWh, un hogar puede ahorrar hasta 118 euros al año en su factura de la luz comparando las diferentes tarifas que ofrecen las principales compañías energéticas del mercado. Por su parte, si comparamos las tarifas de luz para potencias y consumos superiores (a partir de12KW utilizados en almacenes, talleres o fábricas), la diferencia entre el precio máximo y mínimo puede ascender a más de 300 euros anuales.

En el caso de la factura del gas, puede suponer hasta 53 euros de diferencia, para un consumo medio de 6.000 KWh, mientras que si tenemos una factura combinada de luz y gas esta diferencia supera los 100 euros.

Según se desprende del II Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente elaborado por la compañía, en el que se estudian las percepciones de los españoles por el gasto de energía y sus principales medidas de ahorro, el precio sigue siendo determinante para los castellanos y leoneses a la hora de elegir suministrador energético, como afirma el 86,4% de los encuestados. Sin embargo, solo el 14,6% de los castellanos y leoneses encuestados asegura que ha cambiado alguna vez de compañía de luz, que baja hasta el 7,8% en las compañías de gas. Además, el 20,4% ha cambiado de tipo de contrato de luz, y el 15,5%, de gas.

Una herramienta útil

Los comparadores de tarifas energéticas empiezan a ser una de las herramientas más útiles para los usuarios de Castilla y León que buscan ahorrar, como muestra el dato de que el 89,3% sabe que existen este tipo de comparadores y tres de cada diez los han usado en alguna ocasión, ya sea para cambiar de proveedor o solo para informarse y chequear el mercado.

Fernando Summers, director general de Rastreator.com, afirma con contundencia que las diferencias en el precio de la luz y el gas pueden ser muy significativas, por lo que la comparación de tarifas es un paso previo ineludible para encontrar la mejor opción. «Además, siempre es recomendable revisar las facturas para entenderlas bien y optar por los sistemas más eficientes que faciliten el ahorro energético y económico», agrega.

Los datos del estudio realizado por Rastreator.com revelan que el 88,4% de los castellanos y leoneses encuestados se muestran preocupados porque su gasto energético siga aumentando, lo que sitúa a Castilla y León en el segundo porcentaje más alto del país, solo por detrás de Galicia, más aún si se tiene en cuenta que la demanda de energía eléctrica al concluir 2015 fue el 1,6% superior a la registrada en el año anterior.

Además, según denuncia Facua, el precio de la electricidad para un consumidor medio se incrementó el 5,3% en 2015 y lleva una subida acumulada del 16,2% en los últimos cuatro años.

La preocupación por el gasto en energía implica que los usuarios de Castilla y Lleón tomen cada vez mayor conciencia sobre sus pautas de consumo y medidas de ahorro: el abrumador 90,3% asegura que revisa todas sus facturas eléctricas, mientras que el 61,2% de los encuestados de Castilla y León cree que alguna vez le han cobrado de más en la factura de la luz (el 48,5% considera que lo han hecho en la del gas).

Fuente: elnortedecastilla.es (ver noticia)