Cómo ahorrar en la factura de la luz: ¿es la tarifa plana una buena opción?

Cómo ahorrar en la factura de la luz: ¿es la tarifa plana una buena opción?

Aunque con ella se paga una cuota fija al mes, independientemente del consumo, al final del año se regulariza, de modo que el cliente debe pagar lo que ha consumido de más

Las elevadas facturas de la luz a las que se enfrentan muchos españoles, mes a mes, ha llevado a algunas familias a decantarse por la llamada “tarifa plana”, un término que nada tiene que ver con lo que entendemos por ese concepto. Y es que, aunque con ella se paga una cuota fija al mes, independientemente del consumo, al final del año se regulariza, de modo que el cliente debe pagar lo que ha consumido de más, o recibir por parte de la compañía una rectificación, en el caso de haber gastado menos.

La diferencia, además, se paga a un precio más caro. Por este motivo, hay que tener mucho cuidado cuando contratamos una tarifa plana, y debemos ser conscientes de las consecuencias de un consumo excesivo. El experto en eficiencia energética, Pedro Chacón, así lo ha explicado en Espejo Público, donde ha dado algunas pautas para evitar sorpresas en la factura de la luz.

Por un lado, ha afirmado que la tarifa plana no es recomendable por el hecho de que, de esta forma, se derrocha energía. Por otro, Chachón recomienda contratar la potencia adecuada a las necesidades de cada consumidor, dado que en el caso de sobrepasarla, nos cobrarán una penalización, en lugar de cortarse la luz, como ocurría antiguamente.

Por último, hay que tener en cuenta las tarifas de discriminación horaria. Pueden ser una buena opción, para ahorrar entre un 20 y un 30% en la factura de la luz, mientras no sobrepasemos el consumo en las horas puntas, ya que el precio de estas horas está muy por encima del precio del mercado.

Fuente: 
ideal.es (ver noticia)